cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Ilustres escritores en la oficina del INEM

Si hiciese falta, este libro demuestra que los escritores son seres humanos con las mismas necesidades y vicios que el resto de los mortales.

Una realidad tan obvia como necesaria de recordar dada la mitificación a la que se ven sometidos, aunque no sea el caso de Juan Manuel de Prada, Marta Rivera de la Cruz o Xosé Carlos Caneiro, y tal vez por eso no figuran en este catálogo, como tampoco lo hace gente que sí tuvo talento como Roberto Bolaño. Sin digresiones, “Trabajos forzados” es un fascinante recorrido, un ensayo amenísimo sobre los modos con que algunas de las figuras de la literatura internacional del último siglo se han ganado la vida, la de verdad, la de todos los días.
Así, por estas divertidas e informativas páginas desfilan los conocidos casos del burócrata Kafka, el pescador de ballenas Jack London, el banquero T. S. Eliot o el piloto de aviación Antoine de Saint-Exupéry. A ellos se unen fugitivos y correcaminos
como Lawrence de Arabia, Céline o el último explorador libertario, Bruce Chatwin, que trabajó para la casa de subastas Sotheby´s. Hay relatos sorprendentes como un Raymond Chandler contable en una empresa petrolera, un George Orwell friegaplatos o un Charles Bukowski conductor de la ambulancia de la Cruz Roja o cartero. A mayores de un catálogo de nombres ilustres y actividades sureralistas, Galateria propone una reflexión última sobre la vocación y la necesidad o, por decirlo en términos cernudianos, entre la realidad y el deseo, el ansia de que la supervivencia deje paso a la pasión. De la escritura.

Scroll Up