cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
El sentido del trabajo

La novela lleva por título el nombre de su protagonista: Daisuke. Si tuviéramos que encontrar una palabra clave para describir su situación existencial, esta sería «ociosidad».

Esta novela lleva por título el nombre de su protagonista: Daisuke; realizando una cuidada descripción psicológica de su carácter. Si tuviéramos que encontrar una palabra clave para describir su situación existencial, esta sería “ociosidad”.

Daisuke es un joven de treinta años que ya ha finalizado sus estudios universitarios, subsiste gracias a la asignación mensual que obtiene de su padre y de su hermano y, por el momento, no tiene ninguna intención de trabajar. De esta forma, sus máximas preocupaciones son: cortarse el pelo, darse un baño, leer el periódico y libros durante horas y horas, pasear sin rumbo fijo y pensar. Debido a esta última actividad, Daisuke es capaz de elaborar teorías complejas y reflexiona sobre temas tales como el propósito de la vida: “Daisuke cavilaba a veces en silencio sobre la finalidad de haber venido al mundo”. Esta situación de ociosidad, sin embargo, le produce un estado de malestar y vacío.

Términos como hastío, angustia o ansiedad aparecen constantemente para describir su estado de ánimo. Es por ello que algunos amigos y la familia le reprochan el hecho de que se pase el día viviendo en este estado de ocio perpetuo, sin esforzarse por hacer algo para ganarse la vida y obtener dinero por sí mismo. Su hermano afirma: “Tu problema es que nunca has tenido que preocuparte por el dinero. No tienes ganas de trabajar porque no tienes necesidad de ello para cubrir tus necesidades”.

Pero Daisuke tiene argumentos para defender su situación y sus explicaciones generan una suerte de debate en el que los personajes se preguntan si se debe trabajar para la subsistencia o para la realización personal. Está claro que la familia y amigos de Daisuke se inclinan por la primera opción pero, según éste, trabajar honestamente va en contra de trabajar para obtener comida y vestido. Según él, el hecho de que no trabaje es culpa del mundo y de la relación del momento entre Japón y Occidente. Trabajar sólo por necesidad material haría que su situación existencial se degradase. Afirma: “Trabajar está bien, pero si tienes que hacerlo debe ser por algo más que por la mera subsistencia. De otra manera, no lograrás mantener tu honor. Todo esfuerzo sagrado trasciende la esfera del pan de cada día”.

Los periódicos también hacen aparición constante en la novela, reflejando la decadencia y corrupción del mundo real que se enfrenta a los ideales utópicos de Daisuke; como muestra del contraste entre el mundo real exterior y el mundo interior y cerrado (de su persona y de su estudio) donde todas sus teorías – producidas, según sus amigos, del tiempo libre del que dispone para mirarse el ombligo- van sucediéndose y desfilando por su cabeza. Asimismo, el autor se recrea en los pequeños detalles de la cotidianidad de la existencia que Daisuke ejecuta con regularidad, desde lavarse los dientes hasta pararse a escuchar los latidos de su corazón para comprobar el milagro de la existencia. También el tono de la descripción del paisaje suele coincidir con el habitual hastío que Daisuke siente, creando una correspondencia entre la naturaleza y el estado de ánimo del personaje principal.

La necesidad de contraer matrimonio a su edad es otra de las cuestiones que le plantea su familia, pero Daisuke rechaza a todas las posibles candidatas que sus familiares le presentan. Su padre incluso intenta convencerle de que para obtener el dinero necesario para ser independiente necesita aceptar las reglas de la sociedad y de uno de estos matrimonios de conveniencia. Además de todas estas presiones familiares, Daisuke se enamora de Mishiyo –la mujer de un amigo suyo-.

Este “amor imposible” hará que Daisuke acepte una serie de responsabilidades que le permitan ser el dueño de su propio destino y no dejarse llevar, como había hecho hasta entonces. Con lo cual, toda la novela lleva al tema que se plantea en el inicio: Daisuke debe encontrar un trabajo.

Por Núria Olaria

Scroll Up