cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Humor grotesco

Alfred Döblin es el autor de esta pintoresca novela, Wadzek contra la turbina de vapor, una tragicomedia en la que mezcla la ironía y diversión hasta convertirla casi en una caricatura. Para los más entendidos de este autor, se comenta que este trabajo es el predecesor de su obra maestra, donde satiriza sobre el capitalismo de una forma soberbia y entretenida.

Wadzek y Rommel, los protagonistas, son dos industriales que mantienen una gran rivalidad entre ellos y cuyo único cometido para vivir es la de superarse entre ellos e intentar arruinarse el uno al otro. Rommel, un personaje ambicioso, extremado, actúa de manera sibilina contra su más firme competidor, Wadzek, quien, de este modo, se convertirá en víctima del sistema o, al menos, así lo percibe él, lo que hace que se vea obligado a arrastrar a toda su familia en una huida desaforada de un Berlín desproporcionado, caótico y tremendo.

Este escritor de origen judío polaco tuvo que huir de Berlín cuando la Alemania nazi llegó al poder. A pesar vivir este momento trágico durante la Segunda Guerra Mundial, él siguió escribiendo obras como la novela histórica Noviembre de 1918 y Hamlet donde opina sobre sus esperanzas para Europa.

Antes de unirse al expresionismo, encontró su inspiración durante su trayectoria en la obra de Holdërlin, Schopenhauer, Freud y Nietzsche. Su obra más conocida es Berlin Alexanderplatz de 1929, considerada su obra maestra y la mejor novela alemana moderna.

Por Beatriz Lizuain

Scroll Up