cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Botchan», de Natsume Soseki

No hace mucho tiempo que he descubierto el placer de la literatura nipona, y ahora de lo único que me arrepiento es de no haberme acercado antes a ella. Mi última adquisición ha sido “Botchan” de Natsume Soseki, un clásico que me ha seducido desde las primeras páginas

La novela narra las tribulaciones de Botchan, un joven profesor que dará sus primeros pasos en la profesión en un lugar bastante diferente a su Tokio natal. Poco a poco conoceremos la forma de ser de Borchan, una persona desconfiada con un carácter extremadamente impulsivo e irreflexivo. Un ser testarudo, incoherente y algo mezquino que no sabrá cómo afrontar la vida en las provincias.

Sin embargo, Botchan a pesar de su “mala leche” consigue despertar desde el primer momento la simpatía del lector, pues tras esa fachada que nos puede llegar a repeler encontramos a una persona con la que empatizamos, llegando a sentir cierta ternura por él.

Botchan me ha encantado, por esa forma de mostrarnos la imagen de ese Japón tradicional en la figura del protagonista que se enfrenta a un pueblo de supuestos catetos e ignorantes que parece querer representar al mundo occidental, supuestamente carente de cualquier tipo de educación o de principios.

La bobería de Botchan es el combustible que alimenta una narración rápida, graciosa y divertida a la que podemos clasificar casi de hilarante, que nos sorprende provocándonos más de una sonrisa y alguna que otra carcajada.

No me extraña para nada la comparación con otras grandes obras como “El Quijote” o como “El guardián entre el centeno”, pues sin duda es una magnífica novela. Una bella reflexión sobre la hipocresía humana tratada una forma deliciosa.

Ya tengo en casa la siguiente lectura de Natsume Soseki, “Soy un gato”, novela a la que califican como la obra cumbre del autor, y después de la buena experiencia que he tenido con “Botchan”, no tardaré mucho en ponerme con ella.

Scroll Up