cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
La historia del niño lobo

A principios del siglo XIX, en la región francesa de Languedoc fue descubierto un niño salvaje. Vivía en los bosques y se alimentaba de bayas, pequeños animales que cazaba y frutas y verduras que robaba en los huertos.

En septiembre de 1797, el niño asilvestrado fue capturado por tres cazadores. Aparentaba unos ocho o nueve años, iba desnudo y adoptaba los modales de un animal. Al divulgarse la noticia del hallazgo del llamado niño de Aveyron, las autoridades y varios científicos franceses se interesaron por su caso. El muchacho fue enviado al Instituto de Sordomudos de París con la pretensión de civilizar al pequeño salvaje. Allí, un doctor recién llegado del hospital Val-de-Grâce quiso ocuparse personalmente del niño. Jean-Marc Gaspard Itard puso todo su empeño en que el muchacho entendiera el lenguaje y las normas de urbanidad. Sus esfuerzos apenas daban fruto y el director del Instituto llegó a la conclusión de que el niño del bosque jamás aprendería a hablar. Sin embargo, Itard era un personaje muy obstinado. Toda esta historia real, que ha sido llevada en anteriores ocasiones a la literatura y el cine (Truffaut rodó una película en 1969) es la que cuenta en forma de relato el escritor norteamericano Thomas Coraghessan Boyle (Peekskill, Nueva York, 1948). El premiado novelista convierte en novela breve lo que realmente fue una vida novelesca.

Scroll Up