cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
La pequeñez nuestra de cada día

No es habitual que un libro de un autor nacido en los 1970 recurra a un costumbrismo que no se escuda en la sabiondez cool o en una nostalgia al estilo de Cuéntame cómo pasó, pues desde la Transición hablar de lo nuestro sin complejos o maniqueísmos es arriesgarse a ocupar un lugar marginal.

La España posfranquista se quiere inocente y cosmopolita, por lo que es necesario diluir el paisaje y el lenguaje demasiado español, y también el retrato de una sociedad cuya tía abuela es la ignorancia. San Basilio se sale de esta consigna y enfoca muy de cerca un centro comercial de barrio, donde transita una fauna que es nieta de la que plasmó Camilo José Cela en La colmena. A pesar de las concomitancias con la novela de Cela (protagonista colectivo a través de personajes tipo, narración de episodios que ocurren simultáneamente, el mentado costumbrismo) poco tiene que ver la ironía compasiva de San Basilio con el humor despiadado del Premio Nobel. La pequeñez nuestra de cada día, llamada trabajo para el consumo y viceversa, encuentra ahora en la autoayuda (o en cierta autoayuda) un discurso para acceder a un mundo en el que basta un chasquido de dedos y una actitud positiva para que la realidad sea otra, y Fernando San Basilio se ampara en este leitmotiv con el fi n de componer una Experiencia Trascendente de Calidad (uso el lenguaje de la autoayuda que se parodia en el libro) que nos hace reír a carcajadas.

Argumento

El joven vendedor y el estilo de vida fl uido es una novela que cuenta el cambio de Israel tras leer un libro de autoayuda. Israel trabaja en una tienda dentro de otra tienda del centro comercial madrileño La Vaguada, y después de adoptar el estilo de vida fl uido se ausenta de su trabajo y se va a un pub irlandés. Allí están las chicas de su bloque, y además puede beber cerveza gratis. Israel es sólo la excusa para hacer un retrato colectivo.

Por Elvira Navarro

Scroll Up