cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
La obra preferida del rey de la novela rural

La legión de seguidores de la saga de Flora Poste habrá leído que esas sátiras de ambiente rural juegan a darle la vuelta con desparpajo a las profundas historias rurales de Thomas Hardy (1840-1928), tan marcadas por el pesimismo de Schopenhauer y el determinismo biológico.

No por ello Hardy –que se inició como poeta y tras una exitosa trayectoria como novelista regresó a la lírica en sus últimos años– debe ser visto con prevención alguna, pues su obra, ambientada en el imaginario condado de Wessex, es vigorosa y compleja a la vez que garantiza sorpresas y entretenimientos. De entre sus grandes novelas –como Tess, la de los d’Urberville o Jude el oscuro– era Los habitantes del bosque, hasta ahora inédita en castellano, la preferida del autor. El regreso de una joven, educada conmimofuera del hogar, a sus lares natales pone en marcha un mecanismo de relojería que gira en torno al conflicto entre el hombre al que está destinada y aquel al que todo parece conducirla. Novela tardodecimonónica con mayúsculas.

Por Eugenio Fuentes

Scroll Up