cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Un clásico del humor ilustrado

Si de humor se trata, Impedimenta ha dado en el clavo con las historias del colegial Nigel Molesworth, alumno del inefable colegio San Custodio. Sin tener que buscar ningún referente, las narraciones escritas por Geoffrey Willans y dibujadas por Ronald Searle están entre lo más divertido que uno puede llevarse a la vista, con la ventaja de que su cáustico e irreverente humor (más de un siglo no ha podido con su gracia) hace disfrutar a los más jóvenes y al adulto gamberro que todos llevamos dentro.

De hecho, la portada advierte: “Un manual de instrucciones para la vida escolar destinado a los alumnos y sus padres”. Compañeros, profesores, actividades, asignaturas, progenitores y las típicas faltas de ortografía de un escolar desfi lan por estas hilarantes páginas en las que cualquiera que haya pasado por un centro escolar (seguro que más de un lector lo ha hecho, aunque no sepa para qué) se puede ver refl ejado. En pocas ocasiones unos textos más graciosos tuvieron un compañero visual más acertado: no sabemos qué nos divierte más, pero ambos lo hacen. En cualquier caso, confi emos en que el éxito de este primer volumen anime a la editorial Impedimenta a publicar los otros tres libros de la serie protagonizada por Nigel Molesworth, un personaje que solo la temprana muerte de Geoffrey Willans en 1958 evitó que fuese tan popular fuera como en el Reino Unido.

Por LUIS ALONSO GIRGADO

Scroll Up