cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Henry David, el desobediente

En 1846, Henry David Thoreau fue encarcelado por negarse a pagar impuestos como forma de oponerse a la guerra de Estados Unidos contra México. Uno de sus amigos fue a verlo a prisión y le pregunto, «David, ¿qué haces ahí dentro?». Suspirando, Thoreau le respondió «amigo mío, ¿qué haces tú ahí fuera?».

La anécdota, entre otras, la ha llegado a poner el escritor Joseph Michael Straczynski en boca del mismísimo Superman para definir qué es un héroe. Quizás Thoreau no tenga capa, y pegar a los villanos esté lejos de su ideal pacifista, pero ya si está en viñetas.

La editorial Impedimenta ha traído a España Thoreau. La vida sublime, una biografía en viñetas del autor de Walden y La desobediencia civil, escrita por Maximilien LeRoy y dibujada por A.Dan. LeRoy, nacido en 1985 y uno de los talentos jóvenes más prometedores del mercado francés, es conocido en nuestro país por ser el dibujante de otra biografía llevada el tebeo, el Nietzsche que adaptaba la obra en prosa del filósofo francés Michael Onfray.

El tebeo se centra en las experiencias vividas por Thoreau en la primavera y el verano de 1845, poco después de la muerte de su hermano y cuando aún no ha cumplido 30 años, al retirarse a su cabaña en el lago Walden que le inspiraría el ensayo con el mismo nombre. De la formación de este primer ideólogo moderno del pacifismo y la desobediencia civil nace una reflexión sobre la necesidad de oponerse al gobierno de manera justa tan necesaria en los EEUU de entonces y ahora como en la Francia en la que escribe LeRoy o la España en la que lo leeremos ahora.

Enrique Redel, editor de Impedimenta, explica además que traer este álbum, que en Francia publicó Le Lombard, tiene un componente especial para su empresa. «Somos una editorial pequeña, que fundamos entre mi mujer y yo hace seis años, y Thoreau es una especie de referente para nosotros, tanto en lo laboral como en lo personal. De hecho, en nuestra boda, que fue civil, nuestros votos fueron extractos de Walden.»

El Nietzsche de LeRoy se lo había arrebatado Sexto Piso, pero cuando llegó Thoreau «los llamé para pedirles que nos lo dejasen, porque al final en este mundillo nos conocemos todos y hay buen rollo». La pelea volverá cuando llegue el turno de España. La vida, otra biografía de LeRoy, en este caso como autor completo, escribiendo y dibujando, del mismísimo Buenaventura Durruti, y que en Francia ha publicado Dargaud.

Redel explica que Thoreau. La vida sublime, es, además, la segunda entrega del sello «El chico amarillo», que su editorial dedica a los tebeos. «Nuestro público es más literario, pero siempre hemos sido aficionados al cómic y queríamos editarlos… así que buscamos los tópicos “tebeos para gente que no lee tebeos”.»

El recurso, el de la biografía en viñetas, hizo que se escapase Nietzsche, pero abrió la colección con Virginia Woolf, de Michele Gazier y Bernard Ciccolini. El siguiente paso son las adaptaciones, que empezarán a final de 2013 con la adaptación de Martin Rowson de La vida y opiniones de Tristam Shandy, de Lawrence Sterne.

Por José A. Cano.

Scroll Up