cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Thoreau. La vida sublime», de A. Dan y Le Roy

No es habitual en este blog reseñar libros en formato cómic. Probablemente lo especial del proyecto y el hecho de que sea precisamente Impedimenta la que haya publicado esta obra en España lo que le da una especial trascendencia.

El contenido de Thoreau. La vida sublime tampoco es el habitual. No parece que la vida de un filósofo como Thoreau (1817-1862) pueda interesar excesivamente a la mayoría de la ciudadanía o a una gran cantidad de lectores. Sin embargo, probablemente, por lo especial del momento económico del país, pero también del momento mundial, y también desde el punto de vista político, ha habido muchos ojos que se han vuelto hacia ideologías que muchos consideraban caducas. Hay un resurgimiento del interés por el marxismo y también por el anarquismo. Así no parece extraño encontrarse con este cómic sobre la vida de un padre de lo que ha venido a llamar la desobediencia civil. Y para entroncarlo con mi exposición inicial tomo esta cita M. Le Roy:

«Contra la mercantilización acelerada de las sociedades y de los hombres que las constituyen, contra el productivismo y el crecimiento desenfrenados, contra el reino de una oligarquía sobre el escenario democrático, contra la independencia y la soberanía de los pueblos, contra las expediciones imperialistas que se repiten en la más absoluta impunidad, su obra aún tiene algo que hacer. Ya no basta con indignarse.»

Y hablando de indignación aprovecho para recomendar la lectura de algunos libros que de la misma temática he reseñado en este blog y cuyas críticas pueden leerse aquí: ¡Indignaos! y ¡Comprometeos! del ya fallecido Stephane Hassel y Delito de silencio de Federico Mayor Zaragoza.

Volviendo a Thoreau. La vida sublime, cuya ejecución debemos al guionista M.Le Roy y al dibujante A. Dan, hemos de hablar de sus dos partes. Una primera de cómic y una segunda que viene a recoger algunos detalles de la vida de Thoreau. De la primera parte decir que la narración visual parte de la edad adulta del autor y cuando éste decide marcharse a vivir lejos de la civilización solo, huyendo de la guerra y del mercantilismo, pero, incluso, en la soledad del bosque -donde escribe su obra Walden sobre la vida en los bosques- le alcanzan los ecos de la civilización y es detenido por impago de impuestos. Después vendrá su escritura y la acción política contra un gobierno esclavista y contra la guerra imperialista contra México. Su gira por diversos puntos de los Estados Unidos, etc.

La segunda parte viene a tratar algunos datos de la biografía de Thoreau, así como de la pervivencia de su figura y de sus ideas. Hay una interesante cita que casi sirve de colofón al libro:

«Un siglo y medio después, en el contexto de una crisis financiera amenazante y con una crisis ecológica a la vuelta de la esquina, sus intuiciones proféticas nos abren los ojos a la peligrosa evolución de nuestra civilización e incitan al compromiso con otras alternativas.»

Su obra sigue siendo imprescindible para entender la defensa de los derechos civiles y la desobediencia civil.
Así tenemos un aconsejable libro que edita Impedimenta para abrir boca sobre un personaje que parece volver a la actualidad.

Por Luis Vea.

Scroll Up