cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«Kamasutra», Ximo Abadía

A medio camino entre el cómic mudo, la suma de un serial de sutiles y minimalistas láminas de diseño gráfico entre soviético y acollageado (¿?) y, sobre todo, una colección imaginada (tan factibles como imposibles) de nuevas posturas para perpetrar el acto sexual desde un punto de vista alternativo.

Irónicamente icónico e icónicamente irónico, la capacidad de mirar dos veces y ver ambas cosas en cada abrir y cerrar de ojos que impone Ximo Abadía en su Kamasutra revisitado es un auténtico manual tanto de la teoría contemporánea del acto sexual como de la re-representación de uno de los libros clásicos de la historia de la humanidad, la Biblia del sexo, el deporte favorito de los seres humanos sin alzacuellos: el follar, que no sólo no se va a acabar, sino que va a dispensar nuevas opciones a través de la sátira de la buena leche.

Jugando con lo imposible, recordando a Los traviesos de Marion Fayolle, pensando en una versión de Adán y Eva especialmente elástica pero pasados por un estudio de diseño y collage posmoderno, el ilustrador alicantino se dedica a imaginar y proyectar nuevos movimientos sexuales para lo que, promete, puede llegar a ser una deportiva tarde de encierro en tu casa evitando un domingo lluvioso.

A medio camino entre el cómic mudo, la suma de un serial de sutiles y minimalistas láminas de diseño gráfico entre soviético y acollageado (¿?) y, sobre todo, una colección imaginada (tan factibles como imposibles) de nuevas posturas para perpetrar el acto sexual desde un punto de vista alternativo, Abadía nos invita a hacer «la bisagra», «el balancín», «el cañón», «el molinillo», «el vermut» o el «69 a cuerda» en un compendio tan acrobático como recreativo de lo que aún no es pero sí puede llegar a ser la penetración en 2016.

Por Alan Queipo

Scroll Up