cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«El Ingenuo Salvaje», de David Storey

«El ingenuo salvaje» es una crítica a la sociedad británica de los años setenta, contada a través del mundo del rugby. La fama, el poder y el dinero no lo son todo en el mundo del deporte.

Hoy os traigo una novela que ha sido un descubrimiento para mí. Se trata de El ingenuo salvaje de David Storey, una historia que me ha sorprendido gratamente y que ha sabido conquistarme página tras página.
Pensé que sería un libro que me iba a costar un poco leer, no estoy nada familiarizada con historias que giren en torno al deporte. Pero, todo lo contrario. El autor tiene una forma de escribir muy cercana, ligera que hace que la trama vaya a buen ritmo, conectando con ella desde el principio.

La novela nos acerca a la vida de Arthur Machin, una joven promesa del rugby de los años 70 que vera cómo su vida cambia por completo de la noche a la mañana. Pero esto no es todo, va mucho más allá. Es una crítica directa a la sociedad británica de la época, sumida en la hipocresía y el qué dirán.

Arthur pasara de ser un completo desconocido a un jugador de renombre con sus pros y sus contras. El precio de la fama, el poder de unos pocos, la pérdida de identidad y la manipulación, marcarán su carácter. Ver cómo su personalidad va cambiando a lo largo de la historia, me ha recordado muchísimo a casos actuales de famosos que no han sabido llevar bien dejar de ser anónimos. Que creen tener derecho a todo y que pueden conseguir lo que quieren a base de dinero.

En esta novela también se nos habla de las relaciones personales, de cómo el poder de la fama hace que desconfíes y manipules a quien te rodea, dejando claro que el dinero no lo compra todo.

Las escenas relacionadas con el deporte están muy bien narradas, son bastante escasas, no muy técnicas por lo que no me han resultado nada pesadas. No se centra en el juego en sí. Nos cuenta que detrás del estrellato de un deportista no solo está su talento, sino el momento, las personas que manejan el club y la imagen del mismo jugador.

Con respecto a los personajes, están muy bien construidos, siendo un retrato de la sociedad del momento y de las diferentes escalas sociales de la época. De los secundarios, me quedo con la señora Hammond. Su sufrimiento y miedo ha hecho que sea el personaje que más me ha calado.

Espero ver pronto la película de 1963, protagonizada por Richard Harris y Glenda Jackson que he visto que tiene muy buena puntuación en Filmaffinity.

Sin duda, toda una sorpresa para mí, que recomiendo leer por su realismo a la hora de retratar el precio de la fama.

Scroll Up