cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Los placeres del silencio

Pero lo que de verdad estaba hacienda era convertirme en un adicto, sin posibilidades de cura, a los placeres del descubrimiento y, en concreto, de los descubrimientos y las experiencias que pudiera tener en lugares aislados. Cuanto más solitario fuera el lugar en que me encontrara, más me gustaba: su silencio, su aura, su extraña configuración, su enclaustramiento.

Scroll Up