cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
«A lo lejos», otra forma de escribir novelas del Oeste.

El desamparo y la pérdida de los lazos que definen al ser humano desde el punto de vista social, cultural o institucional son el hilo conductor de una novela del Oeste diferente, que ha llevado a su autor, Hernán Díaz, al reconocimiento internacional.

Nacido en Buenos Aires, criado en Estocolmo y estadounidense de adopción, Hernán Díaz fue finalista del Premio Pulitzer y del PEN Faulkner y ha conseguido el Prix Page America o el New American Voices Award con su novela “A lo lejos”, de la que se ha dicho que ha reinventado el género del “western”.
Una novela que llega ahora a las librerías, en español, publicada por Impedimenta, y en la que Hernán Diaz aborda los estereotipos culturales e históricos y los relatos fundacionales de los Estados Unidos bajo otra óptica, según explica el autor en una entrevista con Efe.
Hernán Diaz atribuye el éxito que ha tenido su libro a la combinación de reflexión con la vertiente “muy potente” de novela de aventuras, algo con una tradición fuerte en Estados Unidos, explica.
El protagonista de la novela es Hakan Soderstrom, conocido como “el Halcón”, un joven inmigrante sueco que llega a California en plena Fiebre del Oro y emprende una peregrinación imposible a Nueva York, sin hablar el idioma, en busca de su hermano Linus, a quien perdió cuando embarcaron en Europa.
En su viaje, Hakan se convierte en un proscrito y acaba retirándose a las montañas para subsistir durante años como trampero, en medio de la naturaleza, sin ver a nadie ni hablar.
Hernán Díez desnuda a su protagonista en un relato en el que el tema central es el desamparo y la ruptura de todos los lazos que le unen con las normas sociales.
Hakan “es una persona que está radicalmente sola, en un territorio que desconoce por completo y en el que ni siquiera puede comunicarse porque no habla inglés”, señala el escritor.
“Me interesaba que el personaje desconociera los elementos básicos de la cultura más esencial del XIX, cuando comienza el gran desarrollo de EEUU. En su viaje por el continente americano pasa mucho tiempo sin saber que la tierra es redonda. Y cuando lo descubre cree que ha dado la vuelta al mundo varias veces”, asegura Díaz.
Analfabeto, Hakan no habla inglés “pero tiene un sentido moral muy profundo y un conocimiento intuitivo de lo que son los seres humanos y los animales”, explica su autor, que destaca que la novela tiene un gran componente visual y auditivo, pero también táctil.
La idea del “hombre natural” atraviesa la novela de Hernán Díaz, que ha querido difuminar en su historia los límites entre lo humano y lo animal: “Vemos el mundo a través de sus ojos para saber qué hace que seamos humanos, qué define nuestra humanidad”.
Un “western” diferente del que ya se han comprado los derechos para convertirse en una película, anuncia el escritor

Scroll Up