cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
El secreto de las grandes precursoras

Isabel Greenberg es una especialista en establecer juegos de complicidad con el lector. Una autora prodigiosa a la hora de crear obras en las que realidad y fantasía se fusionen de manera desconcertante. Después de publicar dos auténticos títulos de cabecera en este sentido como fueron «La enciclopedia de la tierra temprana» y «Las noches de Hero», la autora británica lleva las ideas de estos dos trabajos a cotas insospechadas en «La ciudad de cristal» (Impedimenta).

Basada parcialmente en las biografías de las hermanas Charlotte, Emily y Anne Brönte y con la presencia también ineludible del único varón de la familia Branwell, la historia se centra en los años vividos por las celebres escritoras en la casa parroquial de Haworth tras enterrar a las otras dos hermanas Lizzie y Marie. Las novelistas, cansadas de una realidad que les disgusta, deciden crear su mundo propio llamado como el título del libro en el que salen y entran continuamente.

Aquí el fanático de estas formidables escritoras decimonónicas británicas disfrutará apasionadamente de esta lectura ya que por sus páginas aparecen los personajes más emblemáticos de todas sus obras en una trama que transcurre de forma ágil a modo de novela victoriana en unos momentos y de cuento de hadas en otros. Las tres hermanas que, firmaban bajo el pseudónimo de Bell para lograr que su obra fuese publicada, mostraban en sus novelas una imaginación que aún hoy deja en ridículo a sagas tan en boga como Juego de tronos y similares.

Pero es que todas ellas actuaban en su vida diaria con mayor determinación y seguridad en si mismas que cualquier feminista de hoy en día, un aspecto que se puede entrever en los pocos momentos en los que la historia abandona la realidad paralela para transcurrir en el mundo real.

Por último, resulta imprescindible subrayar la seguridad de Greenberg como ilustradora con su trazo de líneas precisas y seguras con cierta influencia de David B o Marjane Satrapi a modo de evolución descomunal en su estilo. La dibujante inglesa aparca un poco el minimalismo de los títulos precedentes incluyendo además un mayor uso de colores vivos y resueltos.

ALBERTO GARCíA SALEH

Scroll Up