cabecera 1080x140
Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural 2008 (Grupo Contexto)
Reseña de «Baba Yagá puso un huevo».

Y es que, mientras nosotros vivimos mirando hacia un mundo obsesionado con la eterna juventud y la longevidad, la vida sigue llenando nuestros caminos de Babas. Esos seres encogidos y arrugados, que han servido de imagen para caracterizar, a largo de los siglos, a las brujas.

En estos caminos es donde se para Ugrešić, en los que andará, de la mano de sus ancianas protagonistas, a lo largo de una obra dividida en tres partes.

Empezando con una autora que rehace los pasos que su madre ya no podrá hacer, el cuento avanza hasta llevarnos a la historia de tres ancianas que hacen una escapada a un spa, en el que les esperan mil anécdotas que desencadenarán, en una tercera parte mágica y sorprendente, que no puedo desvelar.

Rodeada en todo momento de una atmósfera llena de símbolos del folclore eslavo, Ugrešić consigue un maravilloso relato fluido a la vez que profundo, que representa en su totalidad un homenaje a todas las mujeres. Mujeres mayores, mujeres solas y olvidadas, pero que un día no lo fueron. Mujeres, al fin, sobre las que se sostiene el mundo.

Scroll Up